CÓMO ESTABILIZAR EL CORE SIN MATARSE A HACER ABDOMINALES.

¿Te duele la espalda? ¿Te gustaría mejorar tu postura? En esta microsesión ayudaremos a evitar estos problemas aprendiendo a estabilizar el core. Y sin necesidad de matarte a hacer abdominales!!

Un core débil e inestable, puede ser motivo de todo tipo de problemas posturales y de dolores de cuello, espalda (principalmente lumbar), rodillas y cadera en consecuencia. Los grupos que componen la zona son básicos para el equilibrio y ayudan a estabilizar el cuerpo cuando nos movemos, por lo que, de no estar lo suficientemente fortalecidos, obligan  a compensar su debilidad al resto de músculos, provocándoles tensión y, con el paso del tiempo, dolor.

Nos han dicho que para estabilizar el centro de nuestro cuerpo (la llamada faja abdominal), tenemos que trabajar haciendo abdominales, ¡muchos abdominales! Sin embargo, los estudios actuales, además de establecer que no son necesarios, advierten que pueden ser perjudiciales, si no dominamos correctamente la postura de ejecución, pudiendo derivar en problemas cervicales e, incluso, en problemas de espalda.

¿Cómo evitar este inconveniente y poder disfrutar de los beneficios de un core estable? 

Lo haremos trabajar, partiendo desde su estabilidad. Para ello, cogeremos unas pesas o una bolsa donde hayamos depositado peso, unos libros es una buena opción. El peso nos lo marcará el ejercicio, podemos ir probando con distintos pesos hasta llegar a aquel que nos permita trabajar el movimiento sin desestabilizarnos y a la vez nos suponga esfuerzo.

Nos situaremos de pie delante de un espejo para poder controlar así nuestra postura y la estabilidad necesaria para que el trabajo sea efectivo. Poniendo toda nuestra atención en no mover nuestro tronco, pasaremos el peso de una mano a otra por delante y por detrás de nuestro cuerpo. Podemos empezar por 6 giros en cada sentido, descansar unos segundos, y realizar dos series más.

Cuando tengamos controlado el movimiento, podremos aumentar la dificultad, realizando más vueltas en cada serie hasta llegar a doce, o ir aumentando el peso para ganar aún mayor estabilidad.

Ahora te toca a ti, practica estos movimientos y siente cómo tu cuerpo te lo agradece!!! 

Publicado por lourdes

Soy una apasionada estudiosa de como devolver a nuestro cuerpo su elasticidad natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: