CÓMO GANAR MOVILIDAD EN LA RODILLA

Las rodillas son unas de las articulaciones que más presión aguantan a lo largo del día. En ellas, cargamos todo el peso de nuestro cuerpo, al permanecer de pie, al estar en posturas forzadas o cuando caminamos, sobre todo, si llevamos zapatos de tacón fino e inestable. Por ello, en esta microsesión trabajaremos unos movimientos que te ayudarán a ganar movilidad y flexibilidad, un mayor rango articular y a aliviar el dolor de tus rodillas.

Para comenzar, nos sentaremos y localizaremos nuestra rótula (el hueso plano que tenemos en la parte superior de la rodilla). Con la pierna estirada, haremos unas movilizaciones de la misma, hacia arriba, hacia abajo y hacia los costados, con suavidad y sin forzar el movimiento. Puede que al principio cueste un poco conseguir los desplazamientos, si es así, prueba en distintos momentos del día para que se vaya soltando el bloqueo.

Para continuar, nos tumbaremos en el suelo boca arriba y con los pies apoyados a la anchura de las caderas. Al exhalar por la boca y tirando desde el dedo meñique, desplazaremos el pie derecho hacia afuera, deslizándolo y  manteniendo el contacto con el suelo. Procura mantener las rodillas estables y los talones fijos. Al inhalar, volveremos al centro. Realizaremos cinco respiraciones.

Después de unos segundos de descanso, seguiremos trabajando con el pie derecho. Manteniendo la estabilidad en las rodillas, tiraremos del pulgar hacia dentro. Puede que este movimiento resulte más reducido, pero no, por ello, dejaremos que la pierna se implique en él. Realizaremos otras cinco respiraciones.

Para finalizar, juntaremos ambos movimientos. Exhalaremos, arrastrando desde el meñique hacia afuera y tomaremos el aire al regresar. Arrastraremos desde el pulgar hacia dentro, al exhalar una vez más, volviendo al centro después con la inhalación. Haremos tres series completas, siguiendo las mismas pautas de respiración.

Desliza los pies hacia delante y comprueba moviendo ambas piernas cómo se siente cada rodilla, ponte de pie y camina para sentir su movilidad.  Observa cómo todo tu lado derecho del cuerpo se ha beneficiado de los movimientos realizados.

Ahora te toca a ti, no pierdas el tiempo y haz el otro lado!!!

Publicado por lourdes

Soy una apasionada estudiosa de como devolver a nuestro cuerpo su elasticidad natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: